10 Negocios que puedes crear con poca inversión

1) Consultor

Es la propuesta más socorrida, porque siempre puedes ofrecer los servicios que venías haciendo por cuenta ajena, ahora por cuenta propia. Aprovecha tu formación, experiencia y los contactos que te has ido labrando a lo largo de tu vida profesional. Céntrate en un aspecto y conviértete en un referente. No intentes abarcar muchas áreas. No debes obsesionarte con ofrecer tus servicios sólo a las grandes empresas.

 

Ahí, la competencia será mayor y con tu propuesta comercial –como único consultor de tu marca– te será más difícil de ganar a una gran consultora. Las pymes deben ser tu potencial cliente. Conviértete en su asesor personalizado. Aquí, los únicos costes que tendrás son de representación. Contrólalos al máximo, porque, por lo natural, se tiende a maximizarlos. Valora si necesitas disponer de un despacho y coche propios, igual puedes reemplazarlo por tu casa o por un centro de negocios, que disponen de salas de reuniones e infraestructuras varias.

2) Asesor estratégico para pymes

A diferencia del anterior –que tiene un enfoque más generalista–, esta idea que te proponemos gira en torno a la figura del experto en estrategia que ayude a las pequeñas y medianas empresas en la toma de decisiones relacionadas con su crecimiento y consolidación.

En este caso, al igual que en el anterior, los costes que tendrás son mínimos: oficina, teléfono y transporte. Estas tres partidas deben ser moldeables a tus recursos. 

3) Gestor financiero

La liquidez es la mayor preocupación de las pymes. Muchas empresas carecen de conocimientos mínimos y básicos para gestionar eficazmente su caja.

Te proponemos que te conviertas en el director financiero de otras pequeñas empresas. Puedes trabajar a un precio fijo y otra parte a éxito, si consigues que tus clientes alcancen determinados hitos. Los costes, similares a los anteriores. Aunque, tal vez, aquí necesites inversión en software de gestión. 

4) Buscador de financiación

Muy en la línea del anterior, las empresas tienen problemas para buscar fuentes de financiación. El perfil adecuado es el de un profesional con amplios conocimientos financieros y buenos contactos en instituciones, entidades y sociedades de inversión, principalmente, capaz, no sólo de localizar financiación sino de asesorar a otros emprendedores –tus clientes– en cómo presentar el plan de negocio ante los inversores públicos y privados. 

5) Detective de potenciales clientes

La morosidad todavía está latente en el mercado. A pesar de los cambios normativos que han habido para reducir los plazos de pago entre proveedores y clientes, España aún sigue siendo uno de los países de la zona euro con los niveles más altos. Te proponemos la figura del experto en gestionar los cobros de pymes. La labor debe ser, principalmente, la de investigar el historial de cobro y pago de potenciales clientes y proveedores antes de contratar con ellos. En los casos en los que la relación comercial ya exista, la de asegurar los cobros y los pagos. Una de las funciones será la de diseñar planes de liquidez para tus clientes.

6) Experto en monetización

Esta es una de las partes más importantes de los modelos de negocio. El cómo vamos a ganar dinero con nuestro proyecto es una de las partes menos consistentes y trabajadas en la mayoría de proyectos. Te proponemos ser diseñador de modelos viables, rentables y escalables para startups. Es importante tener experiencia en mercados más avanzados al nuestro, principalmente, Estados Unidos, Japón e Israel.

7) Cazador de nuevos clientes y mercados

Ahora más que nunca, la búsqueda de nuevos clientes y mercados se ha convertido en una obsesión para muchas empresas. Véndete a otras empresas como cazador de clientes rentables para sus negocios y de nuevos mercados para exportar. Debes tener una visión de negocio transversal de los mercados, así como del uso eficaz de las redes sociales.

8) Importador de productos

La importación de productos siempre es una buena oportunidad. Eso sí: no vale cualquier producto. Evalúa, primero, su aceptación y adaptación a las condiciones de nuestro mercado. También céntrate en productos no muy voluminosos y pesados, que encarecerán su importación y, por ende, tu rentabilidad. Ten especial cuidado con productos relacionados con la alimentación y la salud, expuestos a normas y controles muy rigurosos.

9) Experto en embudo de conversión

Muchos negocios, principalmente, online, presumen de contar con miles de usuarios, pero se sienten incapaces de transformarlos en clientes dispuestos a pagar. La idea que te proponemos es convertirte en experto en embudos de conversión, capaz de transformar a los usuarios en clientes de pago y fidelizarlos.

10) ‘Headhunter’ de talento

Si algo sobra, desgraciadamente por culpa de la crisis, es talento. ¿Cuántos profesionales con talento han engordado o engordarán las listas del paro? Especialízate en un mercado, localiza profesionales pata negra que estén en el paro y conviértete en su manager. Trabaja a éxito, cobrándole a las empresas que contraten a tus profesionales. Otra opción es centrarte en el talento potencial de estudiantes. Al estilo de lo que ocurre, por ejemplo, en Estados Unidos, puedes buscar mecenas que costeen la formación y prácticas de los estudiantes más valiosos. Y apuntando más alto, puedes hacer lo mismo con investigadores y científicos españoles.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra politica de cookies.

  
ACEPTAR